Crecer para garantizar la atención a los más vulnerables

Crecer para garantizar la atención a los más vulnerables

Un equipo humano de más de 200 profesionales del sector, y una plantilla que supera ya los 150 trabajadores, conforman Aravera Servicios Sociales, S.L., empresa morala que no ha parado de crecer desde su fundación, hace ya una década, y que en tiempos de pandemia se ha expandido hasta Madrid.

Al frente de la misma se encuentra Jorge Montero, natural de Robledillo de la Vera, quién en 2011 decidió fundar esta empresa, fruto de su vocación y con el objetivo de cubrir las necesidades de personas dependientes, favoreciendo la autonomía personal de las mismas, contando en la actualidad con cerca de 200 usuarios.

El propio Montero reconoce que la situación actual de pandemia «puede que haya acelerado el crecimiento de la demanda de nuestros servicios, llevándonos a tomar la decisión de abrir una oficina en Madrid».

De ahí, prosigue, que «sobre todo ahora, queremos proteger al sector más vulnerable de nuestra sociedad debido a que esta excepcional situación tiene un enorme impacto sobre estas personas y por ello Aravera sigue trabajando para garantizar la continuidad del servicio»

Para ello pone al servicio de los usuarios tanto la gerencia y dirección de la misma, como la administración, los auxiliares de ayuda a domicilio y la colaboración de distintos profesionales de las áreas sanitarias y social, que engloba desde servicios de psicología hasta fisioterapia y Trabajo Social, «todos ellos unidos para poder prestar una atención integral a cualquier persona o institución que precise de nuestros servicios».

Oportunidades en Madrid

Entre las motivaciones que los han llevado a acreditarse en la Comunidad de Madrid, el gerente de Aravera señala la «cercanía y pensando en las oportunidades que ofrece la capital», por lo que a principios de año dieron el paso de abrir una oficina, al igual que ya están no solo en Extremadura, sino también en Andalucía y Castilla-León, para prestar servicios de atención doméstica, personal, de interna, acompañamientos hospitalarios, atención psicológica, limpieza de oficinas, cuidado de niños,…

«También ofrecemos asesoramiento y acompañamos durante todo el proceso de tramitación de las ayudas de ley de dependencia», subraya.

Por otro lado, Jorge Montero subraya lo que, a su juicio, diferencia su empresa, la prioridad a la atención centrada en la persona. «Nuestro lema siempre ha sido y será mejorar su calidad de vida, por un lado, con la actitud humana y cercana que trasmite el equipo que compone Aravera y, por otro, con nuestra adaptación a cada situación personal, siendo flexibles en los horarios y contando con auxiliares especializados en diferentes patologías», explica.

En cuanto a la prestación de servicios desde que se decretó la pandemia, apunta que se trata de un momento difícil «para toda la sociedad y que afecta tanto a las personas como a las empresas», recordando la dificultad para hacerse con equipos de protección, así como para transmitir calma, después de decretarse el estado de alarma.

«Todos los departamentos nos unimos en equipo y junto a la atención psicológica ofrecida vía telefónica y otros medios telemáticos, estamos manteniendo el contacto diario con cada uno de los trabajadores y usuarios para informarles de las novedades que se van produciendo y posibles medidas a tomar», destaca.

Para concluir, Montero considera que si Aravera ha sido capaz no solo de mantenerse, sino de crecer, ha sido «sencillamente por gestionar con agilidad, resistencia, eficacia y delicadeza ésta y otras situaciones difíciles cuando se presentan».